HISTORIA

El Secretariado de Pastoral Catequética en comunión con el Plan de Pastoral Orgánica de la Arquidiócesis persigue animar, coordinar y promover la catequesis a nivel diocesano y proveer una adecuada formación a los catequistas. “El Secretariado Diocesano de Catequesis (Officium Catecheticum) es un instrumento que emplea el obispo, cabeza de la comunidad y maestro de la doctrina, para dirigir y orientar todas las actividades catequéticas de la diócesis” (DGC 265).

La Catequesis como tarea pastoral ha estado siempre presente en la vida de la Iglesia que peregrina en Monterrey, pues, es una acción pastoral, que por antonomasia, ocupa un lugar privilegiado en la labor pastoral de esta Iglesia particular. Los Obispos han estado siempre al pendiente de su desarrollo, marcando caminos, estableciendo directrices, dando reglamentación sobre la enseñanza del catecismo, promoviendo y supervisando la formación de los catequistas, etc. En orden a los lineamientos de la Santa Sede, hechos llegar por la S. Congregación para el Concilio, por el decreto “Provido Sane”, se estableció en 1953 el Secretariado Diocesano de Enseñanza y Educación Religiosa por disposición del Excelentísimo Sr. Arzobispo D. Alfonso Espino y Silva. Lo estableció con el fin de promover la educación religiosa en todos los ambientes, especialmente de los niños y padres de familia, asimismo para la formación de catequistas. Ya se contaba con la Escuela de Catequistas, que dependía de la Acción Católica y que en adelante quedaba a cargo de este Secretariado. Asimismo se le encomendó el cuidado de las Cofradías de la Doctrina Cristiana y lo que señala para esta oficina catequística el mencionado Decreto Provido Sa
ne, y se pidió a la Acción Católica, a los colegios y escuelas aún dirigidos por religiosos y religiosas, estén bajo su coordinación. Por 27 años lo dirigió el P. Carlos Ramírez y Castañeda (que en paz descanse). Después se estableció en 1980 el Secretariado de Evangelización y Catequesis, que ha vivido diversas etapas de servicio, siempre en la línea de impulsar la catequesis y la formación de los Catequistas. La etapa actual podemos decir se inició en Octubre de 1997. A partir de Noviembre de ese mismo año por indicación del Eminentísimo Señor Cardenal Adolfo Suárez Rivera, en reunión del Consejo Presbiteral y de Vicarios Episcopales, para proponer la celebración del I Sínodo Diocesano, se le empezó a denominar Secretariado Arquidiocesano de Pastoral Catequética. Una vez concluido el Sínodo y elaborado el Plan Diocesano de Pastoral Orgánica el Excelentísimo Sr. Don Francisco Robles Ortega, se dió a la tarea de seguir impulsando fuertemente la catequesis en todos los niveles, y le pidió a este Secretariado que siga impulsando la formación de los catequistas y que el misterio de Dios penetre en todos los ámbitos de la sociedad.